arrow checkmark code cross email facebook magnifier pdf phone plus twitter user youtube

Noticias

¿Qué está pasando con el IPC?

Nuestro académico David Kohn nos ayuda a entender qué está pasando con el Índice de Precio al Consumidor que hoy llegó a su peak en 28 años. ¿Qué impacto tiene esto en la economía? ¿Se podrá controlar la inflación? Esas y más dudas responde el profesor de macro UC.

La inflación es más costosa en la medida en que es inesperada y provoca desajustes en los presupuestos y las decisiones de las familias y empresas.
Las personas cuyos salarios no ajustan por inflación, pierden poder adquisitivo y se vuelven más pobres; los ahorros que no están protegidos contra la desvalorización del peso, pierden rentabilidad o incluso caen en valor. Esto en general afecta más a las personas de menor poder adquisitivo. Las empresas pueden posponer decisiones de inversión si tienen incertidumbre sobre precios futuros de sus productos. En general el sistema de precios pierde sentido como asignador eficiente de recursos, lo que afecta la competitividad de la economía.

-¿Existen riesgos de que no se logre iniciar un control de la inflación hacia finales de este año como espera el Banco Central? De qué depende y hasta dónde podría escalar la inflación?

Creo que en la medida en que el Banco Central persevere en su esfuerzo por controlar la inflación, a través de una política monetaria contractiva, la inflación finalmente cederá. Quizás no con la velocidad abrupta que espera el Banco Central para la segunda mitad de este año, pero si esperaría ver un claro cambio de tendencia para entonces. Dado los nuevos shocks a los precios internacionales, creo que la inflación posiblemente alcanzará el 10% el próximo mes y podría llegar al 11% en junio.

-¿Cuál es la relevancia de que tanto la política fiscal como la monetaria utilicen todas las herramientas a su alcance para contener la inflación? Estamos en una situación crítica?

Cuanto más alta y más persistente sea la inflación, más dañará la credibilidad del Banco Central y finalmente del gobierno. Más difícil será entonces reducir la inflación, con más costos sobre la actividad económica. Por eso es imprescindible no aflojar en los esfuerzos por combatirla.

-Si bien aún estamos lejos de ello, Chile ha enfrentado situaciones de inflación extremadamente alta en su historia reciente. ¿Podría recordar algunos episodios y cómo vivía el país en ese contexto, además de comentar las dificultades que hubo para mantener los precios a raya'?

La última vez que Chile tuvo cifras de inflación similares fue durante la crisis financiera global en 2008. En octubre del 2008 la inflación anual llegó al 9.8%, empujada por una tendencia creciente global en el precio de alimentos, petróleo y materias primas. En ese momento la tasa de política monetaria del Banco Central llegó al 8.25%.
La caída de la inflación fue bien abrupta: En solo un año, la inflación anual seria negativa cercana al -2% en noviembre 2009. Es decir, el país experimentó una deflación en 2009. Pero esto se dio de la mano de un derrumbe del precio del petróleo que cayó de 140 usd el barril a 40 usd durante la segunda mitad de 2008, por efecto de la crisis global, junto a una recesión en Chile cuya economía cayó en promedio -1.6% en 2009. Dado el contexto externo, es poco probable observar una caída similar en el precio del petróleo en estos momentos.