arrow checkmark code cross email facebook magnifier pdf phone plus twitter user youtube

Noticias

Economistas analizan el plan de emergencia del Ministerio de Hacienda en seminario virtual del Instituto de Economía UC

Estabilizar la deuda pública y crear incentivos para la reactivación económica y del empleo y fueron algunos de los temas que se discutieron en el seminario virtual “Medidas económicas para enfrentar la crisis del COVID 19", organizado por el Instituto de Economía UC en conjunto con la Fundación de Egresados Facultad de Economía y Administración UC.

En el primer encuentro del ciclo de webinars "Economía UC en la discusión pública", el seminario fue moderado por el profesor Nicolás Figueroa y contó con la participación del ex ministro de Hacienda y profesor de la Escuela de Gobierno UC Rodrigo Valdés, junto al ex director de Presupuestos y profesor de Derecho UC Rodrigo Cerda, y la profesora del Instituto de Economía UC, Claudia Martínez, todos integrantes del grupo transversal de 16 economistas que asesoró al Ministerio de Hacienda en las negociaciones por el plan de emergencia para enfrentar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

En su intervención, Rodrigo Valdés indicó que la deuda fiscal seguiría aumentando y que en tres años podría llegar al 43% del PIB: “Nuestra deuda cerró en 2019 en 28% y nosotros estamos esperando en este escenario que va a seguir aumentando (...) Hay que decidir si tratar de estabilizar en serio la deuda o seguir gastando como los últimos 4 años”, aseguró.

Rodrigo Cerda, en tanto, coincidió con el académico en que una vez superados los impactos por la pandemia se debe priorizar estabilizar la deuda pública, para lo que “tenemos que generar un impulso fiscal, pero tenemos que asegurar que sea lo más transitorio posible", comentó, añadiendo que la nueva estructura legal que se estableció en la propuesta entregada a Hacienda toma la idea de un "fondo extrapresupuestario" para enfrentar los gastos de la emergencia y la reactivación de forma flexible.

Respecto al nuevo diseño del Ingreso Familiar de Emergencia, Claudia Martínez destacó que es "una pieza fundamental del acuerdo", ya que en este escenario de emergencia sanitaria había que poner un sentido de urgencia a este beneficio para asegurar un piso razonable que facilite el cumplimento de las cuarentenas: "El IFE 2.0 tiene un diseño que establece como un mínimo de ingreso que las familias podrían recibir siempre, independiente de su fuente de ingreso, tiene un piso de $25 mil por persona, y se cambió la pendiente de retiro", lo que mantendría en un 100% el monto en junio y julio, y en agosto entre un 80% y 100%, explicó.

Puedes revisar el video del seminario aquí

Ver nota en DF.cl
Ver nota en El Mercurio