arrow checkmark code cross email facebook magnifier pdf phone plus twitter user youtube

Blog

Análisis de la actualidad nacional e internacional a través de las investigaciones y opiniones de académicos del Instituto de Economía UC.

Publicación:

¿Transporte público gratis para el plebiscito? Lecciones del pasado

El próximo 25 de octubre se realizará la que probablemente es una de las elecciones más importantes en la historia de Chile. El éxito de la elección depende de manera importante de la cantidad de personas que decidan ir a votar.  Sin embargo, existe mucha incertidumbre con respecto a la participación electoral de la ciudadanía. En las encuestas más recientes las personas declaran al mismo tiempo interés en participar en el plebiscito y temor a contagiarse de COVID-19 al ejercer su derecho a voto (Encuesta Ipsos-Espacio Público, Agosto del 2020).

Con el objetivo de aumentar la participación electoral, algunas autoridades locales y parlamentarias han propuesto que el transporte público sea gratuito el día de la elección. Esta es una política que ha sido usada en diversas partes del mundo, incluido Chile en la elección presidencial del 2017. Sin embargo, el transporte público gratis nos plantea un dilema, ya que provoca una caída del costo de ir a votar pero también disminuye el costo de cualquier otra actividad que implique moverse en este medio.

En esta columna exponemos resultados preliminares de un estudio con Juan-Pablo Montero en el cual analizamos la movilidad de las personas en la elección presidencial del 2017. En dicha elección se implementó de manera especial el uso del metro gratis, con los buses manteniendo sus tarifas habituales. Para entender el potencial impacto de la política, primero estimamos los modos de transporte que usan las personas desde sus casas hasta su mesa de votación. En segundo lugar usamos la elección del 2013 para estimar cuánto aumentó la movilidad en el 2017 debido al metro gratis. Tercero, discutimos potenciales diseños de política, enfatizando la importancia del impacto en movilidad y los modos de transporte de los votantes.

Modos de transporte

¿Cuál es el impacto del transporte público gratis? La respuesta depende de la distancia y modo de transporte entre las residencias de potenciales votantes y las mesas electorales. Dicho en simple, si todas las personas votan en mesas que se encuentran a menos de 1 cuadra de su casa, entonces la política incentiva la movilidad pero no la participación electoral. En caso contrario, si todas o muchas personas votan en mesas que quedan a distancia donde el uso de transporte público es fundamental, entonces solo ahí podemos esperar que la política tenga un impacto en la participación.

¿Cómo es la distancia entre las residencias y las mesas? ¿Cómo son los modos de transporte que usan los votantes? Para responder esta pregunta de manera empírica utilizamos el padrón electoral del 2017. Esta base de datos es pública y nos entrega información de la dirección de los votantes y la mesa donde debe sufragar. En nuestro trabajo georreferenciamos cerca de 100.000 votantes en las 3 ciudades más grandes de Chile donde hubo algún tipo de gratuidad: Concepción (Biotrén), Santiago (Metro), Valparaíso (Merval). Los votantes fueron escogidos de manera aleatoria de manera de garantizar representatividad a nivel de ciudad. También georreferenciamos los locales de votación y por lo tanto sabemos dónde se ubican exactamente todas las mesas. Como no observamos los modos de transporte efectivos, usamos las coordenadas de personas y mesas para estimarlos para cada uno de los 100.000 votantes usando Google Maps como fuente de información. Los resultados se presentan en la siguiente figura:

Figura 1: Estimación de modos de transporte de votantes hacia sus mesas

Nota: No consideramos el uso de transporte privado. El transporte privado provoca mecánicamente que el número de personas que usaría el metro o el bus disminuya.

La Figura 1 muestra que menos del 2% de las personas tiene uso de metro en su modo de transporte (Metro, Biotrén, o Merval). El número es casi 0% en Concepción y Valparaíso y cerca de 4% en Santiago. Solo esta información ya nos sugiere que la política del metro gratis el día de la elección incentiva la movilidad pero no constituye un gran incentivo a la participación electoral ya que afecta a muy pocas personas. Este resultado resulta intuitivo cuando consideramos que las personas tienden a votar en la comuna donde viven y el metro funciona primordialmente como transporte que facilita el movimiento entre comunas. De manera contraria, el 56% de las personas usaría un bus público para ir a votar, 51% en Concepción, 52% en Valparaíso, y 63% en Santiago.

Estas estimaciones consideran algunos supuestos que vale la pena mencionar. Primero, para todos estos cálculos hemos asumido que las personas caminarán a votar si su mesa se encuentra a menos de 8 cuadras de su hogar. Segundo, no sabemos quiénes deciden ir a votar en transporte privado, medio que de ser usado disminuiría mecánicamente los porcentajes de la Figura 1. Sin embargo, estos cálculos sugieren claramente que el metro gratis es improbable que incentive la participación debido a que muy pocas personas están afectadas por esta política.

Gratuidad y movilidad

Al bajar el costo de la movilidad, el metro gratis sí incentiva el movimiento de las personas dentro de la ciudad. Esto es particularmente importante de reconocer en un contexto en el cual las autoridades sanitarias han sugerido restringir el movimiento de personas para así controlar la pandemia. Para cuantificar el cambio en movilidad debido al metro gratis, lo que hacemos es comparar el número de viajes alrededor del domingo de la elección en el 2017 con el número de viajes alrededor del domingo de la elección del 2013 usando datos del Metro de Santiago. En la elección del 2013 el transporte público no fue gratis y por lo tanto nos ayuda a construir un escenario contrafactual para el año 2017. Sin duda que el paso de 4 años no es en vano y es por eso que la información del resto de los días (sin elección) del 2017 también ayuda en esta estimación. Un resumen de nuestro análisis se encuentra en la siguiente figura:

Figura 2: Viajes en metro alrededor de las elecciones

La Figura 2 sugiere que el número de viajes en Metro aumentó en 34% el día de la elección del 2017 debido a la política de gratuidad. En particular, el día de la primera vuelta en el año 2013 hubo 680 mil viajes, mientras que el día de la primera vuelta el 2017 hubo 910 mil. En la segunda vuelta el patrón se repite, con los viajes aumentando de 710 mil en el 2013 a 990 mil en el 2017, un aumento del 39%. Notar que en todos los otros domingos donde no hay elección no se observa este patrón de manera tan clara y las diferencias son significativamente menores. Como el metro solo fue gratis los días de la elección, estos números sugieren que el aumento de la movilidad a través de este medio de transporte público proviene de la política y no por otra razón.

Diseños alternativos de política

Nuestros cálculos sugieren que el metro gratis disminuye el costo de ir a votar para pocas personas pero al mismo tiempo incentiva fuertemente la movilidad. Así, podemos concluir que su uso no parece fundamental en el contexto de una pandemia. Una opción alternativa podría ser usar una política de transporte público gratuito incluyendo solo a buses. Sin embargo, esta política requeriría una evaluación detallada, considerando tanto la mayor votación que podría producir como el incentivo a la movilidad adicional y las dificultades logísticas. En esta línea, para evitar el aumento de la movilidad asociada a buses gratis y no a mayor votación, se requeriría pensar en diseños alternativos, considerando buses de acercamiento a locales de votación o programas especiales de operación de rutas.

Por Francisco Gallego, profesor Asociado del Instituto de Economía UC, y Felipe González, profesor Asistente del Instituto de Economía UC.

 

Volver al Blog